El secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, manifestó que se debe contribuir a profundizar y consolidad la Reforma Educativa, con la participación de maestros y padres de familia, y el acompañamiento de muchos mexicanos

Reconoció el trabajo del ex secretario, Aurelio Nuño, quien confirmó que el precandidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, lo invitó a coordinar su precampaña.

Granados Roldán comprometió responder el desafío, al menos con las mismas cualidades de Nuño Mayer, de quien destacó su liderazgo para implementar la transformación educativa de México.

Otto Granados dijo que si a Aurelio le va bien, le va bien a México, y recordó que éste pasará a formar parte del salón donde están los retratos de los ex secretarios de Educación, mismo en el que el 3 de octubre de 2015 dio posesión a su equipo de trabajo.

Pidió a los trabajadores de la SEP el mismo apoyo y dedicación, para avanzar en la Reforma Educativa del país, y agradeció la confianza del presidente de la República por el nombramiento, lo que representa una distinción y el más alto honor.

A su vez, Nuño Mayer señaló que presentó su renuncia porque recibió la generosa invitación del precandidato del PRI a la Presidencia de la República para coordinar su precampaña, lo que calificó como un privilegio y un honor, porque experiencia, visión fortaleza y liderazgo del precandidato van a permitir el cambio del país, para que sea una potencia en el Siglo XXI, que será el siglo de México.

Manifestó su agradecimiento al presidente Enrique Peña Nieto, con quien trabajó más de siete años, cuando fue gobernador; en su campaña a la Presidencia; en el equipo de transición; como jefe de la Oficina de la Presidencia, y como secretario de Educación Pública, y explicó que trabajaron en la construcción de 13 reformas estructurales que van a cambiar a México. Extendió su agradecimiento a su familia, en especial a su esposa María y a su mamá, una investigadora y profesora universitaria que lo sacó adelante.