Shaquille O’Neal, quien fuera gran figura del básquetbol de la NBA, sorprendió a varios niños jugando en la calle gracias a la ayuda de la policía de Gainesville, Florida.

Todo el suceso se dio a partir de que el 15 de enero, la policía recibió una queja sobre unos jóvenes que hacían mucho ruido mientras jugaban en la calle. El policía, Bobby White, fue el encargado de ir a arreglar la situación poniéndose a jugar con los jóvenes y pidiéndoles que no hicieran tanto ruido.

Al enterarse de esta acción, O’Neal decidió acudir al cuartel de policía y acompañar a White para jugar con los muchachos. Incluso en varias dinámicas, “Shaq” les ofrecía dinero si lograban encestar aunque también les enseñó que esto no era normal y que no se trataba de aceptar dinero de cualquier extraño.

Aquí el video del partido…