La noche del jueves, el Presidente Enrique Peña Nieto, a través del Consejero Jurídico de la Presidencia, ejerció su facultad de veto una serie de disposiciones de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, y que forman parte de la llamada Ley 3 de 3.

El Consejero Jurídico Humberto Castillejos, dijo que luego de escuchar diversas voces que alertaron que la legislación era excesiva e inoperante, el ejecutivo federal decidió hacer observaciones y proponer algunos cambios, con el fin de que prevalezca el apego a la Constitución y la protección de los derechos humanos.

Manifestó que los cambios propuestos por el primer mandatario no disminuyen la capacidad de las autoridades para investigar y sancionar aquellos particulares que actúen de forma irregular ante el Estado.