En las redes sociales se difundió que los escoltas de un Ferrari 458 agredieron la tarde del viernes pasado a un automovilista que circulaba por Viaducto Tlalpan en la Ciudad de México.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 14:30 horas, a la altura del hospital de Cardiología, en la salida a Cuernavaca.

El video del acto violento muestra cuando un auto cierra el paso al conductor de una camioneta Duster color blanca, y después se ve a un hombre, supuesto escolta del conductor del Ferrari, acercarse al conductor de la camioneta.

El escolta grita “Bájate”, mientras jala con fuerza la puerta de la camioneta para abrirla y sacar con lujo de violencia al conductor, cuyas suplicas para no ser golpeado son ignoradas por el agresor.

Una vez fuera de la camioneta el escolta lleva a su víctima hasta un lado de la avenida y lo arrincona contra una pared para someterlo.

La grabación, que fue filmada por otro automovilista que pasaba por el lugar.

De acuerdo con el registro vehícular el Ferrari 458 con placas PYU- 57-55 es modelo 2015, 8 cilindros, de uso particular, con un valor de factura de 6 millones 350 mil pesos.

El propietario del auto tiene residencia en Cuernavaca, Morelos, y se trata de Alberto Senties Palacio.

En redes sociales también ha trascendido que Alberto Senties labora en una empresa de servicios de asesoría administrativa en la Ciudad de México.

El propietario del vehículo también enfrentó cargos por el delito de extorsión con la agravante de delincuencia organizada en su modalidad de pandilla en el estado de Michoacán, en septiembre de 2011.

Un juez en materia penal con sede en Uruapan libró la orden de aprehensión en contra de Senties Palacio al encontrar fundada su acusación, pero en el litigio del caso fue absuelto por una sala del Supremo Tribunal de Justicia de Michoacán.

El conductor del Ferrari también fue denunciado en el pasado 28 de enero en Facebook por estacionarse en un lugar exclusivo para discapacitados, en el estacionamiento del hospital Medica Sur.

Por su parte la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México inició una denuncia de hechos .