Para facilitar el pago del servicio como agua potable, el Municipio de Tlalnepantla en conjunto con la red Qiubo, instaló 400 módulos en tiendas de abarrotes.

El proyecto tiene el objetivo de acercar a la población terminales para el cobro y combatir el rezago en la recaudación, dio a conocer la Alcaldesa Denisse Ugalde.

Los establecimientos contarán con una pantalla en la que se podrá seleccionar el concepto a pagar, ya sea un servicio público o privado: agua, luz, teléfono o TV de paga, y los pagos podrá hacerse únicamente en efectivo.

Además, en la Plaza Doctor Gustavo Baz, se inauguró un módulo de atención en el que se le dará preferencia a adultos mayores y personas con algún tipo de discapacidad.