En operativo conjunto entre la Procuraduría capitalina y la Policía Federal fueron rescatadas 26 mujeres presuntas víctimas de trata de personas en el corredor turístico de Garibaldi.

Con base en una denuncia ciudadana se realizaron diversos cateos en 5 comercios de la colonia Centro, que derivó en el rescate de las mujeres que eran obligadas a prostituirse y se logró detener a cuatro probables responsables.

El agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas vinculó como imputados en la averiguación previa a:

1.- Arturo Reyes Riego, encargado de uno de los bares.
2.- Francisco Partida López, propietario de otro de los negocios revisados.
3.- Juan Pablo Partida Cárdenas, dueño de dos locales, y
4.- Mario Alberto Contreras Munguía, propietario de uno más.

Juana Camila Bautista, fiscal antitrata de la Procuraduría de la Ciudad de México, comentó que estos sujetos eran los encargados de darles la llamada salida a las afectadas:
“…De acuerdo con las indagatorias, los inculpados se encargaban de administrar, en sus respectivos locales, la venta de bebidas alcoholicas y de cobrar los servicios sexuales que ofrecían las ofendidas en estos bares, localizados en la zona de Eje Central Lázaro Cárdenas, en el corredor conocido como Plaza Garibaldi…”

Los imputados fueron consignados al Reclusorio Norte, donde quedaron a disposición de un Juez Penal en turno por el delito de trata de personas, en su modalidad de explotación por prostitución ajena.

En cuanto a los cinco inmuebles asegurados, éstos serán propuestos para la aplicación de la Ley de Extinción de Dominio.

JVel