Hay verificentros en la Ciudad de México, que no inician a tiempo sus actividades por diversas causas.

Durante un recorrido que se hizo en algunos de ellos, se encontró que a veces no tienen los hologramas suficientes para iniciar a las 8 de la mañana o que en hay verificentros suspendidos.

Uno de los trabajadores del verificentro “M A C 1, S. A, DE C.V.” reconoció que no tenía hologramas y dijo que como a las 10 de la mañana harían un viaje para traerlos.

En tanto, las personas que ya estaban formadas desde las 7:30 de la mañana, no habían sido informadas que el servicio tardaría por lo menos 2 horas.

A las 8 de la mañana abrieron las puertas del establecimiento ubicado en la Avenida 510avenida 510 número 340, de la colonia San Juan de Aragón, entre José Loreto Fabela y Emiliano Zapata, sin embargo nadie había preguntado, nadie se bajó de su automóvil para preguntar si había servicio.

Se continuó con el recorrido hasta llegar al verificentro 9035, ubicado en  Avenida Congreso de la Unión número 38, de la colonia Granjas Modernas, de la delegación Gustavo A. Madero. En este sitio se nos informó que recibieron un documento en el que se les prohíbe responder a los cuestionamientos en entrevistas, debido a que a quien requiera información, debe ser canalizado al área de Comunicación Social, de la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno de la Ciudad de México.

Sin embargo se nos informó que desde el 7 de enero se normalizó el servicio luego del proceso de cambio de software, es decir, lunes, martes y miércoles, no hubo verificaciones.

También visitamos el verificentro que se encuentra en la calle norte 25 de la colonia Moctezuma, ahora de la delegación Venustiano Carranza y resulta que está suspendido, igual que 15 centros de atención más, pero esa… es otra historia.