En Grupo Acir fuimos testigos de las tácticas que utilizan los operadores de los candados o arañas para inmovilizar los autos en la colonia Juárez.

Jesus Sánchez es conductor de un uber, se paró un momento para bajar un pasaje y cuando quiso poner el coche en marcha, ya tenía encima a los operadores acompañados de un policía.

“Ya estaba yo saliendo y me aventó el carrito que trae y ya no pude salir. Yo estoy levantando una queja para que vengan a inspeccionar porque estoy invadiendo el carril en el que baje el pasaje y el segundo carril”, apuntó el conductor.

Pareciera que van a la caza, así que la recomendación es que no se te pase ni un minuto sin pagar el parquímetro porque en esta zona, la tolerancia al conductor no existe.