Luego de que productores de leche advirtieran que Liconsa compra la Leche a sobreprecio y se diera a entender que la empresa enfrenta una crisis financiera, su titular, Héctor Ramírez Puga negó que la paraestatal esté en riesgo y aseguró que el precio de la leche que importan corresponde a la mejor oferta internacional.

“La empresa Liconsa no tiene, en este momento, riesgo alguno de quiebra técnica. Comentar que esos datos que difunde no corresponden a la realidad, son subjetivos y corresponden más a conjeturas del declarante que a hechos que obren en los estados financieros de la empresa.”

En conferencia de prensa, el funcionario federal, adelantó que en 2016, el precio de la leche Liconsa del Programa de Abasto Social que beneficia a más de 6.4 millones de mexicanos, no sufrirá aumento alguno.

El consumidor final seguirá pagando 5 con 50 por litro, con excepción de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, donde la leche cuesta 4.50. Ademas, en los 151 municipios más pobres la leche Liconsa se seguirá ofreciendo en 1 peso el litro.