México representa el 5 por ciento de las ventas totales de refresco de cola, alertó Marion Nestle, fundadora del Programa de Estudios sobre Alimentación de la Universidad de Nueva York.

La especialista en salud aseguró que esta situación incrementa el riesgo de sufrir diabetes, sobre todo en niños y jóvenes quienes desde hace décadas engrosan las estadísticas de la enfermedad.

“Es una enfermedad de personas jóvenes, hay niños de 8, 9, 10 años que están presentando síntomas de diabetes tipo 2.”

Y es que en México el 70 por ciento de los azucares que se consumen provienen de bebidas azucaradas, situación que provoca cerca de 24 mil muertes por año.

La investigadora explicó que los riesgos por el alto consumo de azúcares se pueden prevenir. Detalló que incluso en pacientes diabéticos se ha demostrado que la disminución del consumo de refresco mejora su calidad de vida.