Personal del Sistema de Aguas Municipal y del Gobierno mexiquense llevó a cabo un operativo para limpiar y desazolvar coladeras de drenaje pluvial, tras la tormenta que dejó varias vialidades inundadas, así como parte de un hospital Ángeles en Interlomas.

Se desazolvaron coladeras ubicadas en los alredores e interior del estacionamiento del Hospital Ángeles, donde el agua alcanzó cerca de 70 centímetros de altura.

Durante las maniobras se retiraron restos de lodo que se acumuló en accesos al nosocomio y avenidas cercanas.