Con la finalidad de evitar que mexicanos afrodescendientes en Tabasco sean víctimas de racismo, discriminación e intolerancia, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos impulsa que crezcan sus derechos.

Mediante un comunicado, el organismo señala que existe una indiferencia de autoridades ante problemas en sus comunidades, como trabas para ingresar a escuelas y a puestos de trabajo, así como falta de servicios públicos y advierte que desconocerlos es condenarlos a seguir en el olvido.

Por ello, personal de la CNDH ha iniciado un acercamiento, especialmente en comunidades de Paraíso, Torno Largo y Playa Varadero, para explicarles los trabajos que realizan con el fin de lograr el reconocimiento constitucional y legal a los derechos de los más de un millón 400 mil mexicanos afrodescendientes.