Para la Comisión Nacional de los Derechos Humanos el ejercicio de la libertad de expresión en México enfrenta uno de los momentos más críticos y complejos de los últimos años. Prueba de ello son los asesinatos de periodistas y actos de violencia contra quienes difunden información.

Por ello, el organismo nacional emitió una Recomendación General dirigida diferentes dependencias e instancias gubernamentales para que implementen políticas públicas encaminadas a generar un entorno seguro y respetuoso hacia los periodistas.

Y es que de acuerdo con los registros de la CNDH, desde el año 2000 hasta el 31 de enero de 2016 han ocurrido 109 homicidios de comunicadores; 20 han desaparecido desde el año 2005 y desde 2006 han ocurrido 48 atentados a medios de comunicación.

Los estados con mayor incidencia son: Veracruz, Tamaulipas, Guerrero, Chihuahua y Oaxaca.