Para mejorar el uso de los más de mil 138 mástografos que han en el país, de los cuales el 40 por ciento son analógicos, el 32 por ciento digitales y un 26 por ciento que pueden ser digitalizados, como parte del Programa Integral de Prevención y Control e Cáncer en México, se pretende capacitar a quienes los venden y operan.

Abelardo Meneses García, director del Instituto Nacional de Cancerología, al encabezar le Foro  “Cáncer de la Mujer”, “lo que hay que hacer es capacitar al personal, son caro un mastógrafo digital cuesta un millón de dólares, pero los analógicos se pueden llevar a digitalizar y cuestan alrededor de dos millones de pesos digitalizarlos, entonces una estrategia del programa es que digitalice los analógicos es una propuesta que haremos”.

Asimismo, adelantó que el Instituto Nacional de Cancerología, elabora el registro poblacional de cáncer, el cual se está realizando en cinco ciudades del país, Mérida, Monterrey, Guadalajara, Puebla y Querétaro, con el fin de establecer la incidencia de cáncer así como los factores de riesgo, los cuales van cambiando según la zona geográfica de los pacientes

“El registro de cáncer en base poblacional lo que busca es sacar incidencia de la enfermedad, del cáncer y lo que hacemos es obtener el número de casos nuevos en el IMSS, Marina, el ISSSTE, Pemex, Sedena, en la Secretaria de salud, en el medio privado, y estos registros lo que nos permite saber es cómo les va a los pacientes año con año, que grupos de edad, los grupos más frecuentes y de acuerdo con eso se pueden establecer políticas públicas a nivel nacional”, destacó Meneses García.