El apoyador de Bengalíes de Cincinnati, Vontaze Burfict, fue suspendido por tres encuentros debido a la conmoción que le causó al receptor de Acereros de Pittsburgh, Antonio Brown, en el juego por la ronda de comodines 2015 de la NFL.

En un comunicado emitido hoy, la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) informó que Burfict “ha sido suspendido sin goce de sueldo por los tres primeros juegos de la temporada regular 2016, por “repetidas violaciones a las reglas concernientes a la seguridad de los jugadores”.

En este sentido, recordó que el egresado de la Universidad Estatal de Arizona fue castigado en cuatro ocasiones por acciones similares en la recién terminada temporada regular, incluida una multa por 50 mil dólares, aunque la “gota que derramó el vaso” fue el golpe sobre Brown.

En el juego de este sábado, disputado en el Paul Brown Stadium, Burfict golpeó con el hombro en el casco al receptor de Acereros, quien quedó tendido en el terreno de juego, totalmente noqueado y tuvo que salir del emparrillado para ser sometido al protocolo de conmoción de la NFL.

Al respecto, de acuerdo con el comunicado, el vicepresidente de Operaciones de Futbol de la Liga, Merton Hanks, dictaminó que las acciones del apoyador “pusieron a su oponente en un riesgo innecesario de lesión y debieron ser evitadas”.

Del mismo modo, informó que la suspensión tendrá efecto a partir del último corte en el roster de su equipo previo a la semana uno de la temporada regular 2016, aunque Burfict tiene tres días hábiles para presentar una apelación.

Por último, la Liga indicó que está revisando la conducta de otros jugadores y entrenadores durante el juego entre Acereros y Bengalíes, y dejó abierta la posibilidad de imponer otras sanciones.

NOTIMEX