Ahora sí el Gobierno de la Ciudad de México meterá en cintura a las empresas de seguridad privada, así como los denominados escoltas o guaruras.

Y es que este lunes el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera anunció la entrada en vigor del nuevo reglamento que regulará al personal, sus facultades, así como las armas y vehículos de este tipo de servicio particular.

ESCOLTAS1

Se trata de implementar acciones que buscan atender las quejas ciudadanas ante los abusos recurrentes de escoltas.

“¿Cómo podíamos responder a la ciudadanía de manera efectiva?, Primero, visibilizando, volviendo transparente, volviendo ágil a cualquier percepción aquellos vehículos que tengan una encomienda, la encomienda de custodiar a las personas… no queremos más vehículos que se oculten en el anonimato de su función… si esto ya está balizado, si tiene una placa, entonces me parece que es un avance sustancial” afirmó el mandatario local desde las instalaciones del C5. 

Añadió que comenzarán poniendo el ejemplo con los vehículos que prestan servicio a funcionarios de su administración.

Asimismo señaló que este esquema lo planteará a nivel federal. “A mí me parece que si esto funciona, valdría la pena que tuviéramos un convenio incluso, metropolitano o megalopolitano, a fin de que ya no tengamos ningún hueco”.

Agregó que los vehículos que quedarán exentos serán aquellos que ya cuentan con un balizamiento propio, como son las unidades del Ejército y la Marina. Además, dio instrucciones para que se envíen los oficios correspondientes a las diferentes áreas del Gobierno Federal para que tengan conocimiento de este nuevo reglamento.

El nuevo Reglamento de la Ley de Seguridad Privada indica que se balizaran los vehículos, se colocarán placas especiales con las iniciales ESC y todo el personal junto con sus armas tendrá que registrarse ante la Secretaría de Seguridad Pública local, dependencia que notificará a las empresas de las que tiene registro, para que en un plazo de 20 días cumplan con la nueva norma.

ESCOLTAS3

Para el registro, el balizamiento y la entrega de placas, las empresas tendrán que acudir a la Dirección General de Seguridad Privada de la dependencia.

El balizamiento de las unidades, torretas y estorbos, tendrán que ser distintos al que utilizan los cuerpos de seguridad pública o las fuerzas armadas. Las armas deben ser legítimas y autorizadas. Los elementos deberán contar con evaluación médica, física y toxicológica.

En caso de que éstos causen algún daño, la empresa a cargo deberá hacerse responsable de los perjuicios que cause su personal a terceros.

Además los particulares antes de contratar este tipo de servicio, deberán consultar que la empresa esté regulada en el micrositio de la secretaría http//data.ssp.cdmx.gob.mx

De acuerdo con el Jefe de la Policía, Hiram Almeida, en la capital se tiene el registro de 737 empresas de seguridad privada, de las cuales 50 prestan el servicio de escolta.

Además la dependencia a su cargo también brinda el servicio de seguridad privada a empresas e instituciones. Para ello cuenta con 496 policías auxiliares y con mil 361 uniformados de la Policía Bancaria e Industrial. Todos ellos capacitados.

Cabe destacar que las placas son emitidas por la Secretaría de Movilidad y cuentan con la autorización de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes federal.