El tribunal deportivo alemán impuso una prohibición de cinco juegos al entrenador del Bayer Leverkusen, Roger Schmidt, por conducta antideportiva, después de un cargo de la comisión de control de la Federación Alemana de Futbol (DFB).La suspensión de tres partidos tendrá efecto inmediato, con otros dos juegos suspendidos después del 30 de junio de 2017. El entrenador también fue multado con 20 mil euros (22 mil dólares), publicó el club alemán en su sitio oficial.

La prohibición también incluye no hablar con sus jugadores en el estadio durante los partidos cubiertos por la sanción y aplica en el estadio desde media hora antes del saque inicial y una hora después del final del juego.

Durante este periodo, al entrenador no se le permite entrar a vestuarios, túnel de los jugadores o el área inmediata de los vestidores y durante ese periodo tampoco puede comunicarse con sus jugadores, directa o indirectamente.

Schmidt fue enviado a las gradas, al minuto 68 del partido en casa de la Bundesliga el pasado domingo contra el Borussia Dortmund por el árbitro Felix Zwayer de Berlín, pero en un principio rechazó cumplir la instrucción que fue emitida varias veces.

El colegiado de juego después lo suspendió durante 10 minutos. El técnico aceptó el cargo y la sanción tendrá efecto inmediato.

El tribunal deportivo de la DFB también impuso una multa de 10 mil euros (11 mil dólares) al director deportuvio del Bayer, Rudi Völler, después de un cargo de la comisión de control de la Federación Alemana de Futbol.

NTX