En un caso inédito, los porcicultores logran la suspensión de la eliminación de la norma mexicana 030, que ordena que se inspeccionen el 100 por ciento de los lotes cárnicos a importarse al país, sobre todo provenientes de Estados Unidos, decisión que tomó el Juez noveno de Distrito del Estado de Guanajuato

En entrevista para Grupo Acir, Enrique Gómez, director general de la Organización de Porcicultores del país, señaló que “el riesgo es que al no revisar las mercancías nada me garantiza que nuestros primos traigan una bacteria, alguno producto de mala calidad que impactará en el consumidor final, y de haber una enfermedad exótica repercutirá en los productores nacionales”.

De lo que se trata es de salvaguardar la integridad de los productores así como del consumidor final.

Esta norma a importancia del sector porcícola en México radica en que se trata de una industria cuya producción asciende a 1.2 millones de toneladas, que representa el 20.1% de la producción cárnica en el país, cuyo valor económico se ubica en 40 mil millones de pesos; asimismo, más de dos millones de familias viven directamente de la industria, la cual genera más de más de 350 mil empleados y directos y 1.7 millones de indirectos.