Un estudio en Brasil confirmó una relación directa entre la infección por el virus de zika en mujeres embarazadas y la malformación congénita cerebral, mejor conocida como microcefalia, informaron científicos de Londres.

Esta investigación fue encargada por  el Ministerio de Salud de Brasil para averiguar las causas de la epidemia de microcefalia, la cual fue calificada por la Organización Mundial de la Salud como una emergencia pública.

Se analizaron los casos de todos los bebés nacidos con este padecimiento en ocho hospitales públicos en el estado brasileño de Pernambuco entre el 15 de enero y 2 de mayo.

Apuntaron que la dimensión real del efecto estará confirmada después de un análisis completo de 200 casos.