El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, dijo que derivado de la reforma educativa hay una transformación de la escuela mexicana.

Esta transformación incluye la profesionalización de los maestros porque ahora cualquiera que obtenga los puntos necesarios durante las pruebas, podrá dar clases, lo que quita el “monopolio”, dijo Nuño; a las Escuelas Normales, porque ahora en esas pruebas podrán participar quienes cuenten con un título profesional. Ahora la educación inicial de los maestros está a cargo también de las universidades y no sólo de las Normales, concluyó el secretario de Educación.

“Hoy ya, cualquiera que tenga un título de licenciatura se puede presentar al examen para ser maestro y si obtiene el puntaje adecuado, puede ser maestro, no es ya un monopolio nada más de quienes estudian en una normal, así es que ahora la educación inicial está a cargo tanto de las normales como de las universidades”

De acuerdo con el funcionario, con esta acción se logra una transformación de fondo de la escuela mexicana y una transformación para la profesionalización de los maestros mexicanos.

La profesionalización, explicó en vista al Instituto Belisario Domínguez, de la Cámara de Senadores, se planea en tres vertientes.

En cuanto a la educación inicial, se enviará una estrategia de fortalecimiento de la educación normal y la educación inicial de los maestros.

En abril presentarán un documento con relación a los contenidos, a lo que se enseña en las aulas, y convocarán a foros para escuchar a especialistas para que hacia finales de verano, probablemente en agosto, se presenten los nuevos planes y programas definitivos.