El 16 de abril se conmemora el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil, El estudio “Infancia Robada”, realizado por la UNICEF, el DIF y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, reveló que en el año 2000 en México había 16 mil niños y adolescentes víctimas de explotación sexual comercial y otros 70 mil pequeños eran víctimas de trata, principalmente mujeres.

Ricardo Ortega Soriano, académico de la Facultad de Derecho de la UNAM, dijo que la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2013 reporta que hay 2.5 millones de menores de entre cinco y 17 años que trabajan -afectando su escolaridad- porque deben pagar una deuda, su familia necesita de su ingreso o deben solventar, ellos mismos, los gastos para acudir a la escuela.

La violencia generada por la delincuencia organizada, así como los fenómenos de migración que enfrenta México, hacen que sus niños y adolescentes sean más vulnerables a las nuevas formas de esclavitud como el reclutamiento forzado, la explotación y la trata.
unam

El también consultor de la oficina de la UNICEF en nuestra nación, reiteró que hay una preocupación clara sobre el reclutamiento de menores en conflictos armados, particularmente por la delincuencia y por lo cual el Estado Mexicano debe establecer medidas para combatirlo y prevenirlo.

De esa forma, temas como la trata, niños migrantes y reclutamiento de infantes en conflictos armados deben ser prioritarios.

El académico refirió el estudio “Rompamos las cadenas de la esclavitud”, de la asociación Save the Children, el cual señala que más de 1.2 millones de niños son víctimas de trata cada año y otros dos millones sufren de abusos sexuales, a través de la prostitución.

El 50.1 por ciento de estas actividades son remuneradas, 31.5 implica riesgos y el 6.2 de esta población desarrolla quehaceres en lugares no apropiados, en actividades agrícolas y en manufactureras, o realizan trabajo doméstico, el cual es invisible a los ojos de la sociedad.

“En México, al igual que en otras naciones, por falta de oportunidades, violencia y corrupción, se ven sometidos a condiciones vejatorias como las mencionadas. Según estimaciones mundiales, alrededor de 168 millones de individuos de entre cinco y 17 años se ven obligados a laborar y 85 millones lo hacen en las peores circunstancias”, resaltó el académico.