La ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación permanecerá en un hospital ya que le fue negada la prisión domiciliaria.

La magistrada federal Isabel Porras Odriozola, titular del Tercer Tribunal Unitario de la Ciudad de México, avaló la negativa para concederle este beneficio.

No obstante la “maestra” aún puede presentar un recurso de inconformidad el cual determinará en última instancia si confirma o no el cumplimiento del amparo.

Cabe recordar que Elba Esther Gordillo solicitó desde febrero de 2015 continuar con sus procesos legales en su departamento de Santa Fe el cual tiene una superficie de más de 600 metros cuadrados.