El exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, fue vinculado a proceso por uso indebido de funciones.

Rodrigo-Medina-de-la-Cruz

Luego de 13 horas de comparecencia ante un juez de control, fue vinculado a proceso por presuntos actos de corrupción por participar directamente en la promoción de incentivos en favor de Kia Motors, no así por peculado y daño patrimonial.

Al inicio de la audiencia, el agente del Ministerio Público, Héctor Maldonado señaló a Medina de la Cruz por el delito de ejercicio indebido de funciones, al que le corresponde cargos de 2 a 12 años de presión. Mientras el exfuncionario negó todos los cargos.

De esta forma se autoriza a la Fiscalía Anticorrupción de Nuevo León continuar con las investigaciones en contra del ex gobernador.