Ante los reportes de que solo están funcionado 4 de los 67 verificentros que hay en la Ciudad de México, en entrevista con Panorama Informativo, Tanya Müller, secretaria de Medio Ambiente capitalina, aclaró que los verificentros han cerrado por decisión propia para evitar la clausura.

Explicó que esto se debe a que las inspecciones que realiza la PROFEPA no consideran el manual local que se publicó desde hace un año y que se envió a las autoridades federales ante la falta de criterios para la calibración de los equipos.

Tanya Müller dijo que la clausura de verificentros se realiza porque no exhiben la certificación de las pesas, debido a que están operando con el manual local.

En este sentido, negó que se trate de un problema de la Ciudad de México, ya que de acuerdo con la norma federal, ante la carencia de criterios, se aplicarán los lineamientos locales.

Asimismo, criticó que en las verificaciones se esté privilegiando la revisión de los dinamómetros y no del Sistema OBD2.

Tanya Müller aseguró que están haciendo lo posible para el lunes se restablezca el servicio, ya que los verificentros están en el proceso de certificación de las pesas de sus equipos.