Los comerciantes en pequeño de la Ciudad de México esperan ventas del orden de 612 millones de pesos lo que representa un incremento de 1.83 por ciento. por motivo de las ventas del Día del Padre.

Ada Irma Cruz presidenta de la Cámara de Comercio en Pequeño de la Ciudad de México, explicó que el dar un regalo se colocó como la segunda opción de celebración mientras que la convivencia se mantiene como la principal forma de festejar, lo que impulsa giros comerciales y de servicios relacionados con la preparación de alimentos como carnicerías, pollerías, recaudarías, vinaterías y abarrotes entre otros.

La líder de los comerciantes en pequeño establecidos en la capital del país detalló que giros que comercializan artículos relacionados con la figura paterna presentarán incrementos en sus ventas de hasta 25 por ciento, como son tiendas de ropa para caballero, zapatos, vinos, licores, tabaco, telefonía celular, cómputo y cuidado personal.