Comités ciudadanos y vecinos de la zona conocida como Roma- Condesa, que se conforma por cinco colonias, afirmaron estar hartos y cansados de que la delegación Cuauhtémoc, que encabeza Ricardo Monrreal ponga oídos sordos e ignore quejas como son ruido excesivo, violación de uso de suelo, problemas con valet parking y guaruras, así como venta de bebidas alcohólicas a menores y exceso en el horario de funcionamiento, cierre a las 8 de la mañana entre otras.

En conferencia los vecinos encabezados por Maria Luisa YIlana, denunciaron que en los últimos seis años el crecimiento de establecimientos mercantiles de bajo impacto o de impacto vecinal ha sido desordenado, ya que la demarcación ha entregado más de 500 permisos de apertura y el 80 por ciento de los establecimientos mercantiles tienen mas de dos denuncias presentadas.

Agregan que la extensión de establecimientos sobre las banquetas provoca que la gente invada el arroyo vehicular y que el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública va creciendo.

Ante ello, los vecinos informaron que han presentado denuncias contra autoridades de la Cuauhtémoc así como amparos ya que la demarcación no ha resuelto sus demandas.