Durante el primer mes de operación de la Nueva Norma de Verificación Vehicular Emergente, la PROFEPA supendió 173 líneas de medición de contaminantes en 52 de los 141 verificentros visitados.

De estos 111 corresponden a centros de verificación para el transporte particular y 30 a unidades de verificación para el transporte público federal.

Casi 40% de los verificentros con líneas suspendidas se ubican en el Estado de México, seguidos de los ubicados en la Ciudad de México y Puebla con el 25% en cada entidad federativa.

Mientras que 30 verificentros se han encontrado cerrados al realizar la visita de inspección correspondiente, por lo que se volverán a visitar en un futuro cercano.