Diputados de Morena que visitaron pozos de agua de la delegación Iztapalapa, denunciaron que tanto Gobierno de la Ciudad de México como de la delegación carecen de sensibilidad humana, abusan del poder y violentan de forma reiterada el derecho al agua de los iztapalapenses, además de que utilizan este líquido como mecanismo de control político.

La legisladora Ernestina Godoy, destacó que “la actual delegada está haciendo uso político mandando las pipas a sus operadores políticos”.

Añadió que el Gobierno de Miguel Ángel Mancera, no ha corregido el modelo de distribución de agua potable que castiga a los que menos tienen.