De nueva cuenta este 15 de Abril, el Departamento de Estado de Estados Unidos renovó para sus ciudadanos que desean viajar a México su alerta de viaje, haciendo especial énfasis en el puerto de Acapulco, por los diversos hechos de violencia que se han registrado en la zona.

A través de un comunicado se informa que ciudadanos estadounidenses han sido víctimas de crímenes violentos, como homicidio, secuestro y robo por parte de grupos delictivos en diversas zonas de Guerrero.

Esta advertencia sustituye a la expedida el 19 de enero de 2016 para diversas zonas del país, y refleja cambios en la restricción del gobierno de los Estados Unidos para que su personal viaje a Acapulco, con base en una evaluación de las cambiantes condiciones de seguridad en la región.