El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad afecta a 4.3 millones de adultos en el país, pero sólo 19% fueron atendidos por esta afección durante su infancia y ahora presentan dificultades para concentrarse, pero pueden beneficiarse con terapias farmacológicas

“tratamiento farmacológico lo que trata de hacer es influir con un sistema que está relacionado con un neurotransmisor llamado dopamina y lo que hace este tratamiento es incrementar las cantidades de dopamina porque en zonas que están relacionadas con la inatención o con la atención y la actividad o hiperactividad y de alguna manera es a través de un neurotransmisor”

Así lo dijo, Lino Palacios, especialista del Instituto Nacional de Psiquiatría
image

Se estima que sin tratamiento, jóvenes y adultos con esta enfermedad cambian hasta cuatro veces más de empleo que una persona sin ese trastorno y son poco constantes en sus relaciones de pareja, además de que a edades más tempranas inician su vida sexual y el consumo del alcohol y tabaco.