Un OVNI fue atrapado por la policía en las calles de Gorey, Irlanda,  a los pocos minutos de ser perseguido.

 
El hecho sorprendió a los ciudadanos que transitaban por la vía en ese momento, pero todo resultó ser menos temible de lo que parecía.

 
La policía local empezó a seguir a la nave y descubrió que el aparato era obra de un artista como parte de una exposición de arte que tuvo lugar en dicha localidad el 29 de julio.

 

La curiosa detención quedó grabada por uno de los testigos.