Los trabajadores del volante aseguran que el gasolinazo les ha afectado de una manera muy importante, taxista reportan un gasto extra de 150 pesos diarios mientras que microbuseros reportar un gasto de 200 pesos más al día.

Algunos han reducido el gasto que dan en casa, otros han tenido que aplazar sus pagos y otros más lo que han hecho es simplemente trabajar más horas.

Y ante un posible nuevo aumento en los combustibles esto opinan.

“Nos vamos a ir a la quiebra de plano. Hay que hacer algo de parte de nosotros, no podemos quedarnos sin hacer nada, sin protestar, porque obviamente ese incremento lo que hace es reducir mi gasto, lo que doy a mi casa. De cualquier manera lo tenemos que aceptar porque es con lo que nos movemos.”