De las líneas de transporte público del país, similares al Metrobús de la Ciudad de México, ninguna garantiza el 100% de accesibilidad a personas con discapacidad, esto según un estudio del Poder del Consumidor,

De manera general todas incumplen con la colocación de señalamientos visuales, táctiles y auditivos; carecen de accesos adecuados; la distancia entre andén y autobús es mayor a 10 centímetros, además faltan espacios exclusivos al interior de las unidades y no se garantiza el abordaje en horas pico.

Víctor Alvarado de El Poder del Consumidor, propone que para mejorar el acceso a este transporte, de realizarse “una norma técnico manual de diseño específico a sistemas BRT, la homologación en los términos de construcción, diseño y operación de las líneas BRT”.

Sólo las líneas 5, 3 y 2 del Metrobús y Ecovía, de Monterrey, obtienen una calificación de entre 7 y 8, mientras que el Mexibus del Estado de México; Vivebús de Ciudad Juárez y Macrobús de Guadalajara apenas logran una calificación de 4.