En horas se volvió viral una transmisión en Periscope, cuando una mujer bastante enojada le quitó el celular a su hija mientras ella transmitía.

Primero se observa a dos adolescentes, cuando entra a cuadro la madre y comienza a gritar “Se ha acabado, ni Periscope ni hostias”.

La señora enojada le señala a su hija que un hombre había mostrado su miembro, a lo que la joven le responde que ella no hizo eso.

Este curioso momento fue transmitido por Periscope, por lo que los usuarios comenzaron a defender a las chicas.

https://youtu.be/iyr1wEnmtas