El informe mundial sobre delitos contra la vida silvestre y los bosques, presentado por el Programa de la Oficina de las Naciones Unidas contra el Droga y el Delito, reveló que el tráfico ilegal de flora y fauna se relaciona con el crimen organizado transnacional, ya que es fuente de financiamiento para la compra de armas, drogas, conflictos armados y trata de personas.

En la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente “Luchando contra el tráfico ilegal de vida silvestre”, Felipe de la Torre, oficial de dicho programa, señaló que “este informe es valioso porque contiene información de 164 mil incautaciones en 120 países, si bien no cubre a todos los países, pero nos lleva a tener una idea muy global de como están enfrentado los países del planeta, el tráfico ilícito de flora y fauna y como están desplegando sus operativos para poder hacer frente a los cargamentos detectados de manera ilegal en las rutas áreas o terrestres”.

En este sentido, señaló que México está bien evaluado en cuanto al número de decomisos realizados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

En este estudio, se enumeran los siete sectores críticos en materia de tráfico ilegal de vida silvestres, como son: madera, arte, decoración y joyería, moda, cosméticos y perfumes, tónicos, alimentos y medicinas; mascotas y zoológicos y mariscos.