En el marco del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, la Comisión Nacional de Derechos Humanos advierte que la explotación infantil en cualquiera de sus formas, constituye una violación a los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Mediante un comunicado, el organismo nacional asegura que el trabajo infantil es una manifestación de la pobreza, la vulnerabilidad y la exclusión social que imperan en México, toda vez que los menores no eligen trabajar y lo hacen para asegurar la supervivencia de sus familias.

Por ello, la CNDH manifiesta la necesidad de impulsar y fortalecer políticas públicas orientadas a atender las causas que provocan el trabajo y la explotación de niñas, niños y adolescentes

La comisión recuerda que en nuestro país, el trabajo de menores de 15 años está prohibido. Y es que datos del INEGI de 2013 estiman que el 43.1% de las niñas, niños y adolescentes que trabajaban no asisten a la escuela y el 31.5% se encuentran expuestos a riesgos en su trabajo.