Un grupo de personas tomó simbólicamente instalaciones universitarias.

Se trata de un número de personas no determinado que se inconformó porque aseguran que se redujo la matrícula en el áreas de humanidades.

Lo anterior sucedió este lunes en las instalaciones de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, de la UNAM.

Los inconformes aseguran que la matrícula se redujo y decidieron tomar las instalaciones de manera simbólica porque no se vieron interrumpidas las actividades académicas y administrativas.

Poco después en redes sociales aparecieron imágenes de la quema que realizaron algunos encapuchados, pero no hay la certeza de que quienes se manifestaron dentro del campus universitario hayan sido las mismas que después aparecieron encapuchadas quemando cosas fuera de la facultad.

No se registraron enfrentamientos durante ambos actos.