Con el fin de comprobar el correcto funcionamiento del Tren Interurbano México-Toluca, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, supervisó las primeras pruebas operativas en el tramo Zinacantepec- Pino Suárez.

A través de un comunicado se detalló que esta obra contará con la más moderna tecnología para brindar servicio con los estándares de la más alta seguridad, el primer convoy está conformado por cinco carros y tendrá capacidad para 730 usuarios.

Cabe señalar que este nuevo transporte ofrecerá a través de pantallas información relevante para los usuarios, como el tiempo de llegada del próximo tren, el cual esta construido para operar con los estándares de la más alta seguridad para beneficio de los pasajeros, a fin de evitar accidentes.