Desde 2016, la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia de la UNAM es Centro de Entrenamiento Internacional, de la Asociación Americana del Corazón y su propósito es capacitar al personal del área para ofrecer una atención integral.

Concepción Magaña, técnico académico, dijo que a un año de su funcionamiento, ese Centro ya fue dictaminado de manera oficial y es el tercero de esta casa de estudios; los otros dos se encuentran en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala y en el Departamento de Integración de Ciencias Médicas, antes Centro de Enseñanza y Certificación de Aptitudes Médicas, de la Facultad de Medicina.

Todo el esfuerzo, responde a la necesidad de que estudiantes de pregrado y posgrado, así como egresados y académicos, obtengan certificaciones en las disciplinas de soporte vital básico, soporte vital cardiovascular avanzado y, en fechas próximas, de soporte vital avanzado pediátrico.

Recordó que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la segunda causa de muerte a nivel nacional y mundial. Según los datos más recientes de la Revista Mexicana de Cardiología (julio-septiembre de 2016), en nuestro país el 19 por ciento de la población adulta (de 30 a 69 años de edad) fallece por su causa, y se estima que para el año 2020 los decesos aumentarán entre 15 y 20 por ciento.

También promueve, a través de estos centros, cursos como el de Salva Corazones con Primeros Auxilios, dirigido al público en general, brigadistas, personal administrativo de empresas, profesionales, amas de casa y deportistas, entre otros; el propósito es enseñar a aplicar correctamente las técnicas de reanimación cardiopulmonar y el uso de desfibrilador externo automático en adultos y lactantes.

Los cursos son abiertos para el público en general, aunque es importante que las enfermeras que se encuentran en ejercicio de su profesión cuenten con esa certificación