Las 710 hectáreas que deje de ocupar el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México cuando migre a Texcoco, no se destinarán a un solo fin.

“No puede ser un parque todas las 710 hectáreas, no puede ser sólo una universidad las 710 hectáreas, por eso ayer decíamos usos mixtos… ¿Usos mixtos qué quiere decir? Espacio público, quiere decir educación, quiere decir comercio. Porque imagínate a alguien viviendo ahí que tuviera que desplazarse 700 hectáreas para poder encontrar una tienda”.

Así lo dijo el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, quien señaló que en dos meses se podría tener definido que se edificará en ese punto, para lo cual, se realiza un análisis urbanístico que tome en cuenta proyectos ambientales, de movilidad, educación y comerciales, entre otros, incluso con la participación de la iniciativa privada.

Cabe destacar que vecinos de las colonias aledañas a la terminal aérea, han solicitado que en esos terrenos se construyan primordialmente universidades u hospitales.