Debido al bajo crecimiento económico internacional, que se prevé en 2.5 por ciento, las expectativas de creación de empleo en el mundo no serán positivas, advirtió el secretario de Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida.

“De seguir un crecimiento mundial de esta magnitud se espera que dentro de cinco años tengamos entre 55 y 60 millones más de desempleados en desocupación abierta. No va a haber datos positivos de disminución del desempleo los datos van hacer negativos.”

En el caso de México, el funcionario federal explicó que el problema no está en las tasas desempleo abierto sino en el empleo precario.

“Nuestro problema es aquel empleo que es un empleo precario o que no cumple el jornal o que cobra un jornal excesivo y que paga un salario y un ingreso precario, no está en desocupación abierta pero si está ganando poco.”

Por ello anunció que la dependencia firmará convenios de colaboración con todas las entidades federativas a fin de continuar con los esfuerzos de formalización del empleo.