Con el objetivo de adquirir unidades amigables con el medio ambiente, a partir de ahora los taxis que sean sustituidos con apoyo del Gobierno de la Ciudad de México, tendrán que renovarse exclusivamente por modelos híbridos o eléctricos.

“Hoy publicamos los lineamientos para la sustitución de taxis de la Ciudad de México, estableciendo con toda precisión que tendrán que ser híbridos o eléctricos… A partir de ahora todos los taxis en la Ciudad de México, que sean substituidos, tendrán que ser así”.

Así lo confirmó el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, luego de que este jueves se publicará en la Gaceta Oficial del DF, la convocatoria para que concesionarios reciban un financiamiento; un apoyo económico de 45 mil pesos; o el apoyo más el financiamiento por la misma cantidad.

Se trata de sustituir unos 10 mil taxis de 2006 y años anteriores, pues ya concluyeron su vida útil.

De acuerdo con la convocatoria, quienes reciban el apoyo económico o la opción de apoyo y financiamiento, tendrán que entregar sus unidades para chatarrización; quienes obtengan únicamente el financiamiento deberán pagarlo en máximo seis años y quedarán exentos de la entrega de la unidad.

El financiamiento estará a cargo de instituciones financieras que determine la Secretaría de Movilidad.