De un total de 4 mil 200 escuelas de Educación Básica que hay en la Ciudad de México, administradas por la Secretaría de Educación Pública, sólo 252 planteles suspendieron actividades este martes para protestar contra la Reforma Educativa, pero en algunas regiones capitalinas tomaron parte grupos ajenos al sector educativo.

La Administración Federal de Servicios Educativos en la Ciudad de México de la SEP aplicará los descuentos correspondientes a cada uno de los maestros adscritos en su ámbito de competencia, toda vez que se compruebe la ausencia injustificada de sus actividades académicas cotidianas.

La SEP reitera que por ninguna razón se suspenden las clases. El ciclo escolar 2015–2016 continuará normalmente en la capital del país hasta el próximo 15 de julio, cuando concluyan las labores estipuladas en el calendario oficial correspondiente, y se entreguen las boletas de calificaciones para alrededor de un millón 800 mil estudiantes.