El presidente Enrique Ochoa Reza, quien realizaría una visita al estado de Durango para reunirse con la militancia y la clase política este viernes informó que se reagendaría para las próximas semanas ante la emergencia que vive su población tras el paso de una tromba que ha dejado al menos cinco personas fallecidas.

El líder del PRI, manifestó su solidaridad con las familias así como sus más sentidas condolencias a las familias que perdieron un ser querido e instruyó a la dirigente partidista de la entidad, Anavel Fernández Martínez, habilitar las instalaciones del Comité Directivo Estatal como albergue temporal y centro de acopio para la atención de damnificados por el fenómeno meteorológico.

Fue así que la dirigencia del Comité Estatal dispuso habilitar el espacio del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político para la atención de la población que perdió su patrimonio por las fuertes lluvias. Además a través de los sectores del partido inició la conformación de brigadas de ayuda, de limpieza y de atención médica dentro del albergue, para toda la población, sin importar filiación partidista.

Otra acción que se prevé para el apoyo a la población damnificada es la captación de víveres, cobijas y medicamentos que pueden ser entregados en las instalaciones del CDE del PRI local.