En los últimos seis años, 185 personas se arrojaron a las vías del metro, dio a conocer dicho Sistema de Transporte Colectivo.

También explicó que del 1 de enero al 6 de septiembre de este año, 15 personas han usado los trenes para cometer un suicidio.

De acuerdo, con datos del STC, entre 2012 y 2015, el año en que más personas se quitaron la vida en el Metro fue 2013 con 44 casos; seguido de 2011 con 41; 2014 con 36; y 2012 con 34; mientras que en 2015 hubieron 28 casos.

Asimismo, las estaciones con mayor incidencia de suicidios son Chabacano de la Línea 2; Copilco de la Línea 3; e Insurgentes en la Línea 1

También se detectó que los meses en que se registra el mayor número de incidencias son febrero, junio, julio, agosto, octubre y noviembre, mientras que el perfil de quienes cometen suicidio es de hombres y mujeres entre 21 y 40 años de edad.

De acuerdo con estudios hechos en Japón, el color de las paredes de los andenes influyen en las personas que se han quitado la vida; por ese motivo, el STC de la Ciudad de México determinó cambiar la iluminación de sus estaciones a azul claro (cian).

Las primeras estaciones en las que se realizarán estas modificaciones son Insurgentes, Cuauhtémoc, Boulevard Puerto Aéreo, Balbuena, Moctezuma, Salto del Agua y Sevilla.

No podemos dejar de mencionar las principales causas por las que una persona se suicida en este medio de transporte son: depresión, enfermedades mentales, recepción de malas noticias, cáncer terminal, sida y pérdida del empleo.