Se estima que sólo tres de cada diez mexicanos tienen capacidad de ahorro y menos aún planean destinar un porcentaje mensual para aumentar su cuenta para el retiro, pensión o jubilación, por eso sería recomendable reformar el esquema de seguridad social para tener bases firmes y no crear más trabajadores en la informalidad

“ejemplo, una persona de 20 años, a los 65 años, quiere tener diez millones, si consideramos una tasa del 5%, debería ahorrar 62 mil pesos al año, pero una persona de 60 años, que a los 65 años, cinco más, quiere tener diez millones, tendía que ahorrar cada año, un millón 800 mil pesos”

Así lo dijo, Carlos Lozano, presidente del Colegio Nacional de Actuarios, al participar en el Seminario “Retiro y Salud” 2016