Ahora resulta que la película más reciente de James Bond incomodó a las buenas conciencias del Reino Unido… y es que, el filme “Spectre” recibió el mayor número de quejas ante el Consejo Británico de Clasificación de Películas, ya que hubo quien consideró que la cinta del Agente Secreto 007 era demasiado violenta para que la vieran los adolescentes y jóvenes.

Spectre killing

De acuerdo a aquel Consejo que es responsable de la clasificación y censura dentro del Reino Unido, “Spectre” recibió 40 quejas de miembros de la audiencia por el uso de violencia. Hay una escena que involucra al personaje de Dave Bautista aplastando con sus dedos los ojos de su víctima.

Otras películas que también le hicieron ruido a los espectadores fueron “Kingsman: el servicio secreto” y –por increíble que parezca- la cinta animada de los “Minions”, por algunas “torturas” mostradas.