En México el Sistema Penitenciario lejos de reformarse, solo aniquila a la gente, lamentó la Arquidiócesis Primada de México en su editorial Desde la Fe.

En el documento expone la “pudrición del sistema carcelario” de la Cuidad de México, así como los graves problemas en 130 centros estatales de readaptación y 21 instalaciones federales del país.

Señala que en la capital destacan la falta de personal y la autoridad en manos de los internos, mientras que en el resto los problemas se centran en la sobrepoblación, servicios sanitarios y de salud precarios, privilegios para quienes paguen cuotas o sobornos, tráfico de armas y drogas, entre otros.

De acuerdo con la editorial, la Comisión Nacional de Derechos Humanos indica que por todo ello el sistema carcelario es incapaz de alcanzar los derechos y garantías constitucionales de los internos; sin embargo, la Iglesia Católica considera que tal como lo dijo el Papa Francisco durante su visita a México, la verdadera reinserción social comienza con la educación en la escuela, con el acceso a trabajos dignos y con la apertura de espacios públicos de esparcimiento, entre otros.