Debido a los cambios de tres titulares en la Secretaría de Desarrollo Rural Territorial y Urbano, (SEDATU) en lo que va de esta administración así como la transformación de la dependencia federal de Reforma Agraria a su nuevo estatus, no se han podido resolver conflictos agrarios que afectan la productividad y producción de alimentos en el sector agrícola.

En el caso de la Central Campesina Independiente, su líder Francisco Rojas Pérez, señaló que tienen pendientes por solucionar 100 conflictos por la tenencia de la tierra. Señaló que la conflictividad agraria en el país se mantiene como un Foco Amarillo aunque existen Focos Rojos que, de no ser atendidos, puede generar inestabilidad social en diversos núcleos agrarios o comunidades rurales.

La solución de los conflictos agrarios por el Gobierno Federal, quien cada vez le ha dedicado menos recursos presupuestales a este rubro, pone en riesgo de inestabilidad social, destacó el líder campesino.

El dirigente de la CCI, dijo que cuando inició la presente administración federal en 2012 se tenía la esperanza de los conflictos agrarios que enfrentan miembros de esa Organización se abatiría el rezago agrario, sin embargo, la CCI solucionó dos conflictos por año en promedio, mientras que el año pasado sólo fue resuelto un conflicto.