La Procuraduría Federal del Consumidor, lanzó una fuerte advertencia a empresas y proveedores, de que se aplicará la ley sin excepciones, a todo aquel que incremente sin justificación alguna los precios de los productos que integran la Canasta Básica, como la tortilla.

En su primer conferencia, el titular de la Profeco, Ernesto Nemer Álvarez, dijo que desplegará e intensificará un operativo para evitar abusos, ya que si se incrementará en 1 por ciento la Canasta Básica, 500 mil mexicanos estarían cayendo en pobreza.

“Y justamente la Procuraduría como tal, lo que tendrá que hacer es aplicar puntualmente la ley y esto también significa que no habrá excepciones de ninguna empresa de ningún proveedor, llámese como se llame, lo que interesa a la procuraduría es que se le vea como un aliado y que esto no vaya en perjuicio de su economía”.

En este sentido anunció que trabajará muy intensamente con el gabinete social que encabeza el secretario de Desarrollo Social ,José Antonio Meade Kuribreña y lograr una estabilidad de precios.

En este sentido, insistió en que no existe ningún motivo para incrementar el precio de la tortilla, por lo que ya se han sancionado comercios que se ubican en Sonora, Chiapas, Jalisco, Veracruz, Ciudad de México.

El funcionario recordó que durante el año pasado se presentaron 143 mil 174 quejas, siendo los sectores más denunciados telecomunicaciones, electricidad, turismo, tiendas departamentales y sector automotriz.